miércoles, 30 de mayo de 2012

¿MI COMIDA FAVORITA? ¡LA MIELINA!



La esclerosis múltiple

Como en toda patología hay un malo malísimo que se dedica a atacar a gente inocente, bien porque él mismo tiene una patología (generalmente cognitiva, con lo que vive en su propia realidad) o bien porque no tiene sentimientos (pero entonces también está enfermo ¿no?). 

Entonces, como buen equipo investigador que somos, empezaremos analizando la victimología. Le gustan las lipoproteínas, sobretodo las que se encuentran vistiendo a las neuronas, es decir la mielina.
Por si no habéis oído hablar de ella, la mielina es eso, una lipoproteína que se enrolla sobre el axón ofreciéndole protección y  aumentando la velocidad de transmisión del impulso nervioso. 

Nuestro SUDES (sujeto desconocido) sospechoso se come la mielina, la destruye, dejando el axón desprotejido y disminuyendo la velocidad de transmisión nerviosa. En el sitio de la lesión se forma una cicatriz (de ahí el nombre de esclerosis: engrosamiento, endurecimiento). La mielina tiene cierta capacidad de regeneración, pero nunca vuelve a ser como antes, pues la herida es mortal.
Dependiendo de las neuronas a las que ataque, se expresará una sintomatología u otra (ver Medline o FELEM para más detalles).

Y ya podemos dar un perfil: el SUDES es caprichoso, enigmatico e impredecible. La investigación sigue abierta y tanto la policia local, como el FBI, la CIA, etc. están actuando en distintos frentes para capturar a nuestro SUDES. De momento todo apunta a las células inmunológicas. 


La EM es degenerativa, pero eso no significa que no haya nada que hacer. El equipo multidisciplinar adquiere más relevancia en estos casos, porque con la colaboración de varios profesionales se puede mejorar mucho la calidad de vida de los afectados. 



"La EM no es invisible. Las personas con EM tampoco lo son"

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Uau! Gracias!
      Intento hacerlo de una manera diferente y que sea fácil de entender el concepto :)

      Eliminar