domingo, 23 de diciembre de 2012

AUTOBUSING THERAPY



Colaboración en clave de humor con nuestro querido @davidarsu sobre la Autobusing Therapy®.

Hoy vamos a escribir sobre una terapia nacida a principios del s.XX y que pocos han valorado como principio de rehabilitación funcional, ni su potencialidad. 
Recordar que es un ítem dentro de la escala de Lawton - independencia funcional en actividades instrumentales de la vida diaria. 
Esta terapia cuenta con gran extensión en prácticamente todos los países y está relacionada con gran variedad de vehículos: autobús simple, articulado, con escalón/es, final en pendiente... 
Se puede trabajar tanto en bipedestación como sedestación. Esta característica viene definida por la suerte de encontrar asiento (para los pacientes con mayor comorbilidad, edad avanzada… se les reserva cerca de entrada) o voluntad suficiente de querer quedarse de pie. Desde esta entrada recomendamos un trabajo en bipedestación ya que es más interesante para el individuo y las mejoras obtenidas serán mayores.

Aspectos mecánicos tener en cuenta:
  • Importantísimas las fuerzas de aceleración y desaceleración (pueden ser más o menos intensas)
  • Aceleraciones centrípetas, tangenciales…
  • Vibraciones: más efectivas cuando el vehículo no se desplaza. Comentar que las vibraciones son de alta calidad por lo tanto no se pierden por amortiguación corporal.
  • Inercias...

Los últimos estudios inexistentes objetivan que pueden:
  • Aumentar la velocidad explosiva: para llegar a la zona del autobús que nos interese. El conductor (rehabilitador) juega un papel importante en este punto.
  • Mejorar el sistema vestibular + fuerza de agarre y presión palmar: sobre todo si el autobus está en movimiento y has de ir a la parte posterior.
  • Mejorar la coordinación interbraquial: alternar los brazos con agarre para llegar al asiento.
  • Mejorar la marcha: indicado en fases finales de rehabilitación ya que existe inestabilidad y por lo tanto dificultad propioceptiva.
  • La vibración en contracción (sobre todo de pie) ayuda a tonificar y en relajación (en sedestación) ayuda a relajar intensamente glúteos.
  • Mejorar la relación espacio temporal: ante una perturbación del vehículo es necesario una buena relación con el medio para, de manera prácticamente refleja, buscar un asidero cercano y suficientemente estable para evitar una caída.
Existen más mejoras pero preferimos que las penséis vosotros para fomentar un análisis profundo de esta increíble terapia.


Conclusiones: Esperamos que esta entrada sea de reflexión para todas las personas que en mayor o menor medida necesitan de vehículos públicos para los desplazamientos. No es la primera persona, sobre todo mayores pero también jóvenes, que se ha caído por culpa de conductores que no esperan lo suficiente y les priman más los tiempos. Recordar que una caída puede conllevar muchas secuelas:
  • Lesiones directas con diferente severidad. 
  • Se dan casos de incontinencias que agravan la situación.
  • Afectación psicológica como miedos, inseguridad, aislamiento…
  • Movilización de recursos sanitarios que se podrían evita
  • Hospitalizaciones prolongadas
  • Posibles secuelas que no se podrán recuperar
  • Afectar a otros individuos que viajan en esa línea 
  • Mayor dependencia y por lo tanto necesidad de ayuda de tercera persona o familiar, etc.


PDT: Feliz Navidad y cuidado con los autobuses ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario