lunes, 25 de febrero de 2013

DISREFLEXIA AUTONÓMICA



La disreflexia autonómica es una de las complicaciones específicas de las personas con una lesión medular. Como profesionales sanitarios nos podemos encontrar en medio de una sesión de rehabilitación con una persona con este tipo de lesión y que tenga un episodio de disreflexia. Y muchas veces no se nos comenta en la formación. Por ese motivo considero que puede ser útil saber de qué se trata y cómo actuar.

No se conoce exactamente su patofisiología, pero se atribuye a la desconexión de los sistemas nerviosos simpático y parasimpático con el control superior y a la alteración de la relación entre ellos.
Habitualmente se produce en lesiones a nivel de T6 o superior, siendo más probable en lesiones altas y completas (91%) que en incompletas (27%). Es más frecuente en los primeros meses tras la lesión, pero se puede producir en cualquier momento.
Su intensidad también puede ser muy variada, desde una simple molestia a una hemorragia intracraneal e incluso la muerte. De ahí la importancia de saberlo identificar, puesto que puede convertirse en una emergencia.
  • Signos y síntomas:
    • Aumento de la presión arterial
    • Bradicardia
    • Cefalea
    • Enrojecimiento
    • Sudoración
    • Otros: piloerección, visión borrosa, ansiedad, dificultad para respirar...
  • Causas: una gran variedad de estímulos nocivos y no nocivos pueden desencadenar la disreflexia, siendo los más comunes:
    • Vejiga neurógena (distensión, infección, cateterismos, litiasis...)
    • Intestino neurógeno (restreñimiento, hemorroides...)
    • Alteraciones cutáneas (UPP, uñas encarnadas...)
    • Relaciones sexuales
    • Parto
Si nos encontramos ante la situación descrita lo primero que debemos hacer es incorporar a la persona (sentarlo, bajarle las piernas...) para disminuir la presión arterial. A partir de aquí podemos intentar descubrir qué lo ha provocado (ropa apretada, algún problema con un catéter...) y sobretodo avisar al médico responsable.



Para más información: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario