miércoles, 19 de junio de 2013

LA PSICOLOGÍA NO VA CONMIGO



Atención, planificación, memoria... Son cosas de psicólogos (o neuropsicólogos). No van conmigo. Pues no, amigos, son cosas de nuestros pacientes. Y no podemos dividirles en trocitos y repartirlos como un trozo de tarta.

Estos días he asistido a las presentaciones de los trabajos finales del máster de Rehabilitació neuropsicològica i estimulació cognitiva del Institut Guttmann y tras escuchar unas cuantas presentaciones llegué a dos conclusiones muy claras. Casi insultantemente básicas. Y no son nuevas:
  1. La panacea de lo estadísticamente significativo
  2. Equipo INTERDISCIPLINAR, ¡por favor! (remarcado, subrallado, encuadrado, pintado y todo lo que se pueda). Que quiere decir COMUNICACIÓN
Escuchaba a los psicólogos proponer ejercicios para mejorar funciones cognitivas (que si aplicaciones, vídeos interactivos, realidad virtual…) e inconscientemente pensaba en lo fácil que es incorporar pequeñas modificaciones en nuestras sesiones de FT (o TO) para trabajar un déficit cognitivo de manera funcional, integrándolo en una actividad real.
Las funciones cognitivas casi siempre están afectadas después de un DCA y su rehabilitación es larga y complicada. Si hay que incidir sobre un déficit cognitivo o conductual nosotros podemos colaborar, igual que los psicólogos pueden colaborar en la rehabilitación de déficits físicos como la postura. Es muy típico el ejemplo de un paciente que tras un TCE tiene conductas inapropiadas ¿Intentamos que entre en razón? ¿Le ignoramos? ¿Todos los que tienen contacto con esa persona saben qué posición es mejor adoptar? Porque deberíamos ir todos a una en estas cosas…  

Es cuestión de reunirse, comunicarse. Porque somos complementarios. Entre todos sumamos en beneficio del paciente. No hacen falta dos carreras, sólo comunicación. No creo que cueste tanto.    


¡Ah! Logopedia también va incluida. Existe y podemos (debemos) colaborar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario