viernes, 9 de septiembre de 2016

EL LADO OSCURO



Otra vez. De casualidad pongo la televisión y sale una chica con un problema de adicción a los analgésicos por una supuesta contractura y la brillante solución que se les ocurre es llevarla a un quiropráctico. 

Otra vez.


Otro de esos días en los que como fisioterapeuta te sientes el gran olvidado. Y te cansa. Y te indigna.

En un país en el que los profesionales sanitarios son los médicos, enfermeros y fisioterapeutas lo lógico sería consultar a estos profesionales. Aun así es muy frecuente que cuando la opción médica (generalmente fármacos) no funciona, la población acude a otras opciones (quiroprácticos, acupuntores, naturopatía y un larguísimo etcétera).


"Es por falta de información" dicen algunos. No lo tengo tan claro. Falta de unión, probablemente. 

Estamos en un país en el que "lo alternativo" vende más. Y ya está.  Son los que tienen más publicidad en los medios, lo que recomiendan los famosos. Como sociedad nos gusta lo místico, el "amimefuncionismo"... Hay que reconocerlo, saben vender su negocio mejor que el nuestro. 


¿Sabremos algún día cambiar esta situación?





** En este hilo no puedo dejar de recomendar el fantástico libro de JM Mulet "Medicina sin engaños". En el que analiza brillantemente la evolución de la sanidad y el surgimiento de todas estas terapias, así como su fiabilidad. Y suelta varias perlas, entre ellas que "La esperanza tiene mejor mercado que el consuelo" o que "Mientras haya alguien desesperado, siempre habrá algún desalmado".



2 comentarios: